Café… ¿solo?

Resulta curioso cómo los sueños se desvanecen apenas despertamos. Tú me decías que para evitar que sucediera debías contárselo a alguien nada más despertar y siempre antes de desayunar, como si el café y las tostadas fueran una prolongación de la frontera entre los dos mundos. Esta mañana no quiero olvidar lo que he soñado,... Leer más →

A mis hijas

Cuando los veranos acaban, que siempre acaban, nos queda la sensación de lo vivido, de lo sentido Al cobijo del tiempo sobreviven los momentos y los seres que, sin pretenderlo, te hacen eterno.   Francisco J. Berenguer

Aranjuez y yo

Esta mañana temprano, escuchando las noticias y antes de que me dieran ganas de apagar la radio, mencionaron, en un alarde de sensibilidad afortunado pero impropio entre compadreos de políticos, bancos y jueces, que el “Concierto de Aranjuez” cumplía hoy setenta y ocho años de su estreno en el Palau de la música de Barcelona.... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑