El miedo latente

Estás en la cama de tu hija, tumbada a su lado, con una manita entre las tuyas. Atendiste a su llamada esa noche cuando te reclamó en un grito ahogado y te dijo: “Mamá, tengo miedo”. Y enseguida viste, en sus ojos llorosos, su miedo y en él reconociste el tuyo, el que habías albergado […]

Leer Más

El desván

Solo aportas personajes vacíos, sin personalidad, sin alma. Así… ¿cómo coño vas a escribir algo decente? Aunque tengas una buena historia que contar son los protagonistas, principales y secundarios, los que tienen que conectar con el lector. Ya sabes cómo va esto: el héroe, el antihéroe, el punto de inflexión donde se enfrenta a tomar […]

Leer Más

Antes de la medianoche

Cuando estuve en calma elegí mis miedos los cubrí de sombras los escondí bajo la cama. De niño los miedos se adhieren a la piel sin poder evitarlo como si fuera el precio por la inocencia. Ahora es distinto tú temes a lo que quieres temer de lo que te gusta refugiarte de lo que […]

Leer Más