La tierra y la sangre

Sabor a tierra y sangre. Tierra húmeda y sangre seca. No sé cuanto tiempo estuve allí en el suelo de aquella ladera tras el accidente. No estaba acostumbrado a la lluvia, ¡Joder… vivo en Alicante y allí no llueve nunca! Tampoco tenía la pericia suficiente para ese pedazo de moto que me compré, de segunda […]

Leer Más

La esencia y las apariencias

Comienza el día. Baile incesante de máscaras. No hay personas, ni personalidad. La esencia se oculta, se disimula, se disfraza. La zona neutra. Lo que vale, lo que se pide, lo que se espera de ti. Te cruzas con gente por la calle, en el autobús, en el metro, y es gente, solo gente. No […]

Leer Más

No leas esto

Noto correr el tiempo por mis venas Latidos como segundos golpeando uno tras otro, siempre hacia delante. Mi cuerpo es un templo de tiempos perdidos, de silencios. Ruinas de quien mal envejece. Duele más lo que se guarda. Habitaciones cerradas custodiadas por el olvido, que a veces deambula arrastrando los pies, cubiertos de moho y […]

Leer Más

No lo sabes

Solo sé que no sabes nada de mí, de ti, de la lluvia y las evidencias… Que el mar de dudas te cubrió sin coger aire antes de que te sumergiera la ola mirada turbia, lágrimas y sal No me ajusté a tus patrones medidas estándar de talla pequeña prejuicios encorsetados relaja la cremallera y […]

Leer Más

Por el bello caos de tu interior

Quisiera poder darte los mejores consejos, hija mía, ayudarte a comprender los requiebros de esta vida y cómo enfrentarte a ella, pero yo llevo cincuenta y cinco años aquí y no tengo ni puñetera idea de qué va esto, te lo aseguro. Quizá sea incapacidad o discapacidad de entendimiento de esta mente que, como la […]

Leer Más

Cosas de Mayores

Llegué corriendo a casa, casi sin aliento. En aquellos tiempos siempre iba corriendo a todos lados, creía que se me había hecho tarde y mis padres estarían enfadados, con la mesa puesta, esperándome para comer. Y mi madre habría salido al balcón para llamarme a gritos: ¡Paquitooo…! Yo odiaba que me llamase así, porque luego […]

Leer Más

Entre ciencias y letras impuras

Nunca entendí por qué una barrita de cincuenta gramos te engorda un kilo, y que para perderlo tengas que caminar durante horas varios días seguidos. La física y la química se llevan mal en mi cuerpo. Tampoco entiendo cómo unas simples palabras, pronunciadas en pocos segundos, pueden causar tanto dolor, y que ese dolor perdure […]

Leer Más