No lo sabes

Solo sé que no sabes nada de mí, de ti, de la lluvia y las evidencias… Que el mar de dudas te cubrió sin coger aire antes de que te sumergiera la ola mirada turbia, lágrimas y sal No me ajusté a tus patrones medidas estándar de talla pequeña prejuicios encorsetados relaja la cremallera y […]

Leer Más

Por el bello caos de tu interior

Quisiera poder darte los mejores consejos, hija mía, ayudarte a comprender los requiebros de esta vida y cómo enfrentarte a ella, pero yo llevo cincuenta y cinco años aquí y no tengo ni puñetera idea de qué va esto, te lo aseguro. Quizá sea incapacidad o discapacidad de entendimiento de esta mente que, como la […]

Leer Más

Cosas de Mayores

Llegué corriendo a casa, casi sin aliento. En aquellos tiempos siempre iba corriendo a todos lados, creía que se me había hecho tarde y mis padres estarían enfadados, con la mesa puesta, esperándome para comer. Y mi madre habría salido al balcón para llamarme a gritos: ¡Paquitooo…! Yo odiaba que me llamase así, porque luego […]

Leer Más

Vidas Convergentes

Para ella se acaba la función, la última función en el teatro Principal. Y tú te vistes para afrontar un nuevo turno que está a punto de comenzar.   La actriz, en la soledad del camerino y todavía con el eco de aplausos en los oídos, se va despojando de los restos de su personaje, […]

Leer Más

Lo más triste y hermoso

Llevo desde poco antes de las seis de la mañana intentando dar el inicio adecuado a esta entrada. Escribo algo, no me gusta, lo borro, vuelvo a comenzar, sigue sin gustarme, lo modifico, lo reescribo, lo elimino, me hago un café, me quemo la lengua, me remuevo en la silla, la postura, la luz, el […]

Leer Más

En tus charcos

Me siento más cómodo usando quizá, que quizás lo primero me resulta poético y más ligado al tiempo, la nostalgia lo segundo es como pisar un charco y esperar que te salpique, o no quizás tú seas de meterte en charcos, quizá yo tienda a rodearlos quizás debiera probar a saltar en ellos, quizá tú […]

Leer Más

Síntomas de soledad

Era un colegio gris, de cemento gris en el patio y las paredes, y baldosas grises o marrón oscuro en los pasillos y las aulas. Era mil novecientos setenta y tres y alguien un día, con sus pequeños dedos, ampliando un desconchón de la pared, descubrió marcas de disparos. Huellas de muerte, restos de odio. […]

Leer Más