Apenas… una vida

Me costó una vida Me costó una vida poder reconocerme entre turbios reflejos, dioptrías estudiadas mostrando lo soportable, mirada indemne espejo empañado por el vaho de la arrogancia de duchas inútiles, pieles inmaculadas y entrañas sangrantes, tumores de conciencia Tiempos de obligado barbecho emocional tras cosechas malogradas sembrando dudas semillas de amor, insegura simiente transgénica... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑