El sexo sentido

Fue ayer

o hace diez años, quizá más…

Se conserva tan nítido en mi memoria que parece que te estoy viendo ahora mismo, al contra luz de la ventana, cómo te vas vistiendo.

No existe nada más erótico y hermoso que observar a una mujer mientras se viste tras una larga noche de amor. El placer del cuerpo saciado se transforma en una suave languidez en los movimientos, lentos, femeninos, repletos de sensualidad.

Tú disfrutabas al mismo tiempo que yo al mirarte. Te sentías bella y deseada. Se percibía en la forma de ponerte las braguitas, deslizándolas lenta entre las piernas hasta cubrir tu sexo depilado y ajustarlas a tu cintura. El erotismo puro al ponerte las medias; una pierna y luego otra, con la suavidad de la seda, desde la punta de los dedos hasta el elástico en tus muslos. Luego pasabas las dos manos por el recorrido para eliminar arrugas, deleitándote en la caricia.

Te pusiste con destreza el sujetador negro de encaje con relleno sobre las cicatrices de tu pecho. Heridas que no querías mostrarme y que yo besé con ternura esa noche porque te amo a ti, y no a partes de ti.

Yo te admiraba sin poder apartar la vista, recostado en la cama, desnudo, medio envuelto entre esas sábanas que todavía conservaban la humedad de nuestros cuerpos, resultado de ardientes batallas y testigo de acuerdos entre lo sentido y los sentidos.

Pero ese día no firmamos la paz, ni siquiera una tregua. Fue el final de nuestra guerra, sí, de la guerra encarnizada por robar momentos a nuestras propias vidas para disfrutarnos, para respirarnos, para saborearnos… Pero ese final no nos traería la paz, solo sufrimiento y agonía, más si cabe, que la propia contienda.

Los dos sabíamos que era la última vez, aunque ninguno lo pronunciamos en voz alta, solo intensas miradas y besos que se tornaban amargos, no nos hacía falta nada más. Nos habíamos despedido cien veces con la razón y la palabra, ahora sobraban verbos y razones…

Deslizaste por tu cabeza el vestido negro de tubo que tan bien te sienta. Con un excitante meneo de tus caderas terminó de ajustarse a las curvas de tu cuerpo. Viniste hacia mí y yo me senté al borde de la cama. Te diste la vuelta para que te subiese la cremallera, recorrido interminable desde el nacimiento de tu espalda hasta el cuello, y me volví a impregnar del aroma de tu piel. Te juro que no sé cómo me contuve para no invertir la dirección de la cremallera, desnudarte y hacer que tú te encontraras de nuevo entre mis brazos y yo me volviera a perder entre tus piernas.

Pero el tiempo estaba agotado y ya todo pactado. Nuestras vidas personales tiraban de nosotros en distinta dirección y no supimos hacerlo de otra manera, o nos faltó el valor necesario.

Fue ayer

o hace diez años, quizá más…

Sabemos que nuestro amor es eterno, aunque no estemos juntos, y que la vida se va consumiendo en cada suspiro, en cada gemido, en cada temblor de labios… en cada orgasmo…

 

Francisco J. Berenguer

12 comentarios sobre “El sexo sentido

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Historias, vida y café.

¿Te gusta leer? Entonces léeme.

Somewhere in Providencia

Esta isla del tesoro perdida y olvidada en el inmenso océano es para ti

Pensamientos de la flaca

Pensamientos que le llegaban a una flaca que escribia en un papel.

Descenso a Irkalla

Relatos y otros cuentos

Hablando silencios

Quiero compartir lo que en ocasiones callo.

Mujeres Ideales

Información para ellas sobre bienestar integral.

Entre Libros

Blog literario

Lucas Garcete

(Madrid, 2000 ) ~

Amante y Cornuda (todo en una)

Vivencias, convivencias y otros desencuentros

Eltiempohabitado's Weblog

Blog de Julie Sopetrán. Poesía para niños y adultos.

Historias de una mente retorcida

Cada historia tiene un sinfín de finales. Encuentra el tuyo...

El Rincón de Rovica

El Blog de Rosarin sobre escritos, relatos, pensamientos, música y moda

Imágenes Habladas

Las palabras que necesitas están en mis ojos

Mi Vida En la Sexta

momentos, situaciones, circunstancias de estilo de vida en el pais de las maravillas.

Demisletras

La realidad, esas ocho letras tan fantásticas

Deja que el reflejo llame tu atención

La vida corre a toda prisa y debemos pararnos a escucharnos, a cuidar las emociones que nos acompañan. Las palabras son las huellas que nos traen a nuestros pies los recuerdos y las imágenes del pasado.

El laberinto de Julia

Ciertas historias un dia quisieron salir de mi cabeza, hicieron maletas y crearon este laberinto. Deje los zapatos en la entrada este camino es libre, para aprender a volar, así sea en letras.

Buenos Relatos

El punto de encuentro entre los autores interesantes con lectores exigentes

galandelag's Blog

Escribir, es al fin y al cabo, tocar desde lejos!

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.

El cuento de Saliary

Un poema a mi paranoia

Entre libros

Las palabras escuecen

A Tinta China

Plasmando palabras, a la luz de la pluma

Tres voltes de més

Reflexions, pensaments i inquietuds que han decidit sortir

Un poco de Tertulia

Todo tiene una explicación, o por lo menos debería tenerla

+ortografía

Los mejores tips para mejorar tú ortografía, ademas de datos curiosos e interesantes, echa un vistazo.

El blog de Sofía

Intento volcar lo que me pasa por la mente para entenderme mejor. El psicólogo estaba caro.

Bitácoras y desperdicios

Más basura cibernética y cafeinómana

Swinger Lifestyle

Swinger,Locales Swinger.Para mentes abiertas y curiosas que quieran experimentar...La vida misma, vivirla con intensidad con paciencia o con desidia; el ser humano divino, mediocre o deleznable.

Alex M. Fourzan

Citas, autores y literatura

Ana Centellas

Una aventura literaria

Drés

Escritos

Alma Rural

Microrrelatos y pensamientos

MI LIBRO DE HORAS

Pequeñas meditaciones para las distintas horas del día

Eyra Wong

Letras insanas.

no prometas un quizá....

No soporto a las personas falsas, la hipocresía es mi peor enemiga, la soledad mi mejor consejera, la pasión que me lleva al éxtasis es la música. Ser quien soy me fascina...

Proyecciones blog

El dinosaurio sigue ahí...

desdemialma

Mujer un título para compartir

A %d blogueros les gusta esto: