Mi pequeña adicción

¿Existe algún límite para el sufrimiento?   No sé, algo, una línea imaginaria, un tope que te pegue en la cabeza cuando te intentes volver a levantar, un puto zumbido en los oídos… algo que impida que se acumule, que te inunde, que te ahogue, que te destroce por dentro y que te agriete por fuera.  ... Leer más →

Fundido en negro

A mi madre. En términos cinematográficos “fundido en negro” se refiere a cuando, al final de una película o secuencia, la imagen va desapareciendo lentamente hasta quedarse la pantalla totalmente oscura. Tal vez la muerte sea algo parecido. El cerebro se va desconectando de los sentidos y lentamente… se apaga. ¿Alguna vez habéis perdido el... Leer más →

Irene

Unos pasaban por delante y yo escondía todo lo posible los pies debajo del asiento, haciéndome pequeña, refugiándome en él. Otros, por detrás, rozaban sus chaquetas y abrigos en mi cabeza, ignorando mi espacio. La película había acabado y todos iban abandonando la sala.  Todos menos yo.  Apuré hasta que la última letra de los... Leer más →

Laura

Cuando decidí ser yo misma me surgió el dilema. ¿Quién soy yo, realmente? Puedo ser cualquiera de mis “yo” declarados; los conocidos, los que se muestran, los que se ocultan… o una mezcla de todos ellos. ¡Joder...! ¿todas las personas son así de complicadas o solo soy yo? Creo que toda mi vida he estado... Leer más →

Angela

No me pidas que te olvide. No pretendas que deje de quererte, o que te odie. Todavía no sabes cómo funciona esto ¿verdad? Solo dime una cosa… mírame a los ojos y dime que no me quieres. Entonces desapareceré de tu vida por completo, pero dímelo. Dímelo con la mirada, que pueda leerlo en tus... Leer más →

Virginia

Me siento invisible, o al menos transparente, en ocasiones. A veces es divertido, curioso. Otras veces es como si estuvieras muerta. Existimos en relación a lo que nos rodea, la percepción de una misma se distorsiona cuando alguien te mira o te toca o, simplemente, te ignora. Mi marido hace tiempo que no me ve.... Leer más →

No importa, soy yo

Nadie es lo que cree ser aunque se construya día a día. Ya no quiero pagar más rondas ni que me invitéis una vez más que cada uno enjuague su culpa que cada uno aclare sus trapos. Compartir penas no siempre ayuda no me alivia cargar con las vuestras y no espero que soportéis las... Leer más →

María

A veces es como despertar una mañana y ser consciente de que has soñado, pero no recuerdas el sueño. Me da miedo dormir, porque sé que un día me olvidaré de mí. No somos más que recuerdos, débiles retazos mentales del pasado. Comenzó siendo gracioso ¿recuerdas? Al principio lo es. Pequeños despistes, equivocaciones al hablar,... Leer más →

En do menor

Vives preso de tus errores y tus vicios siempre hay alguien que te los recuerda Por tu bien Saben leerte en los posos de tu café Sus juicios alimentan su poder sobre ti te reducen te empobrecen te simplifican Eres una semifusa en la partitura del gran concierto una insignificante octava de segundo que hasta... Leer más →

Silvia

Mamá, tienes el mar en los ojos. Ojalá, mi niña, hubieras elegido otro vientre donde nacer. Yo no puedo ofrecerte nada más de lo que ves, y lo que ves, es bien poco. No me explico como un ser tan maravilloso como tú eligió un día mi útero maltrecho, este cuerpo desquiciado por el alcohol... Leer más →

Así de simple

  Deja que la vida fluya, me decían. Me costó comprender el verdadero significado que ocultaban aquellas cinco palabras, es más, creo que la mayoría de los que me regalaban ese consejo como dogma sabio y divino, en una caja de cartón reciclado envuelta en brillante papel dorado, ni siquiera conocían el contenido de su... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑